Feletti: “Este modelo se basa en el endeudamiento y el ajuste fiscal”

20 de Octubre de 2017

El secretario de Economía y Hacienda de La Matanza, Roberto Feletti, analizó el escenario económico de cara a las elecciones del próximo domingo y trazó proyecciones en relación a lo que es dable esperar para el próximo año.

En declaraciones televisivas, aseguró que “2018 va a ser un año de ajuste” y explicó que “si miramos el proyecto de Presupuesto que presentó el Gobierno nacional, la economía va a crecer 3,5% pero el factor decisivo de ese incremento va a ser la tasa de inversión, que aumenta 12%”. En ese sentido, remarcó que “la tasa de inversión aumentando casi cuatro veces más que el crecimiento de la economía es algo que no ocurre desde 1960”.

Además, continuó Feletti, “eso piensan hacerlo con una retracción de la inversión pública”, ya que “los subsidios a la energía van a caer nominalmente 21% y hay una ley de Responsabilidad Fiscal con las provincias que acota el crecimiento del gasto público en términos reales y les expropia poder tributario”.

“Con semejante retracción del sector público y con una tasa de interés del 26,5% anual que no pueden bajar, difícilmente tengamos un crecimiento del 3,5%”, sentenció.

Siguiendo con su análisis, el economista evaluó que “la promesa de ajuste fiscal que está haciendo el Gobierno recuerda a la apuesta que tenía la Alianza por el ‘Grado de inversión’, que se basaba en alcanzar el déficit cero porque a partir de ahí llegarían los capitales y las inversiones”, proceso que “terminó muy mal”.

En base a lo anterior, Feletti llamó a tener claro que “cuando hablan de atacar el déficit fiscal significa que van a ajustar a las provincias y al sistema previsional”, resaltando que “las provincias son efectores de los servicios de salud y educación”, razón por la cual “un ajuste sobre las mismas suele ser muy doloroso”.

Más adelante, el ex viceministro de Economía subrayó que “si uno mira el Balance de Pagos del Banco Central, de casi 100 dólares que ingresan por la cuenta capital, 20 se destinan a inversión y los 80 restantes son deuda”. Por eso, analizó que “el Gobierno ha contado con 51 mil millones de dólares frescos para sostener un esquema que lo único que ha hecho es agigantar los déficits”, para luego advertir que “el problema es cómo los va a resolver”.

En la opinión de Feletti, “la lógica para cerrar la brecha fiscal sería una expansión de la economía, cerrarla con crecimiento”, pero “el Gobierno propone lo contrario, que la rebaja del déficit fiscal sea la que produzca un shock de inversión porque eso generará crecimiento”, cuestión que “no ha ocurrido nunca”.

Al momento de ser consultado sobre la viabilidad del modelo económico, el funcionario matancero aseveró que “tal como está planteado, este diseño macroeconómico depende del financiamiento voluntario del exterior”. Al respecto, especificó que “mientras el Gobierno consiga 30 mil millones de dólares por año podrá ir avanzando, pero cuando eso se interrumpa vamos a tener serios problemas”.

Por otra parte, dijo que “podrían haber volcado el volumen que recibieron de deuda a producir cambios en la economía en términos de mejorar la inversión, avanzar en el desarrollo de la industria o producir más expansión del consumo sostenible, pero no lo hicieron”, dado lo cual “se perdió esa oportunidad durante estos dos años”.

A todo lo anterior, Feletti añadió que “además hoy tenemos 1,1 billón de pesos en LeBacs que presionan para mantener alta la tasa de interés, porque no hay demanda de pesos”.

A modo de cierre, el ex diputado nacional observó que “el Gobierno tiene tres amenazas externas: la devaluación que está ocurriendo en México, que si se sostiene puede golpear en Brasil y en la Argentina; el desequilibrio fiscal con Brasil que es récord, más de 7 mil millones de dólares; y si finalmente Donald Trump avanza con su programa de obra pública que va a aspirar muchos fondos”. Esas tres cuestiones “le van a restringir mucho el sector externo al Gobierno y eso va a presionar sobre el tipo de cambio”, vaticinó.

Finalmente, opinó que el Gobierno debe crear las condiciones para vigorizar el mercado interno porque en el marco actual “cuando vuelca dinero en la calle inmediatamente se dispara la inflación, debido a que no regula mercados, no permite una negociación salarial más sólida y no le crea horizonte a los empresarios respecto a cómo va a administrar el comercio a futuro”.

Las declaraciones fueron hechas en el programa Maldita Economía que se emite por la señal La Nación +