"Nos quieren subordinar a un modelo definido por la hegemonía del capital financiero-mediático"

06 de Julio de 2017

Roberto Feletti participó de la presentación del documento de trabajo “Neoliberalismo tardío. Teoría y praxis”, elaborado por el Área Estado y Políticas Públicas de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

En su discurso, Feletti hizo una caracterización de la actual etapa del neoliberalismo tanto a nivel mundial como local y la comparó con otras fases del mismo modelo.

En ese sentido, destacó que “en la crisis de 2008 se sinceró que los activos financieros que hay en el mundo no tienen correlación con la economía real y por eso se produjo un crack”. Sin embargo, el mismo tuvo una resolución novedosa, ya que “por primera vez los Estados no destruyen activos financieros, sino que subordinan sus políticas a los bancos”.

Al respecto, el economista subrayó que “hubo un solo país en el mundo que por decisión soberana destruyó activos financieros en una reestructuración de deuda y ese país fue la Argentina”. Ese proceso, finalmente, “fue el que frenó el juez Griesa, debido a que hubo una reacción a escala planetaria sobre esa posibilidad”, analizó.

Siguiendo con su exposición, el ex diputado nacional indicó que “las reformas de mercado de los 90’ se hicieron en el marco de una fase expansiva y legitimada del liberalismo, sobre la base de abordar un profundo cambio científico-tecnológico y una modernización de las economías”. En ese sentido, evaluó, “aunque sin compartirlo, podríamos llegar a entender las políticas tendientes a la apertura de mercados, la desregulación y las privatizaciones”.

Pero para el secretario de Economía y Hacienda de La Matanza se trataba de “otra fase del neoliberalismo, muy distinta a la actual”, ya que “este tipo de liberalismo que el macrismo quiere imponer en la Argentina nos plantea reformas que son necesariamente puras y duras”.

“Hoy no estamos en una fase de expansión, sino que el comercio internacional está prácticamente planchado hace años”, advirtió Feletti, añadiendo que en ese contexto “por primera vez se discute extraer a nivel global productividad de los trabajadores”. Para el dirigente kirchnerista, “el claro ejemplo de eso es Europa”, lo cual “lleva a un escenario de crisis muy grande”.

Siguiendo con su evaluación, el ex viceministro de Economía sentenció que tanto a nivel mundial como local “el sistema político empieza a entrar en un proceso de crisis”, resaltando que “la democracia representativa tal como la conocimos en la Argentina entre 1983 y 2015 no sirve a los efectos de poder reestructurar al país tal como exigen los tiempos del neoliberalismo, gobernado por los bancos y el poder mediático”.

En la misma dirección, enfatizó que “este tipo de reformas de mercado que van directamente sobre la redistribución del ingreso y no ofertan nada en términos de modernización, requieren un modelo de cercenamiento de los espacios democráticos”.

Para Feletti, este neoliberalismo, del cual el macrismo es la expresión nacional, “lo único que ofrece es una desestructuración del sistema de protección social y una masificación de la miseria como no hemos visto en la Argentina”. “Para eso en el plano político requiere avanzar en un proceso represivo”, insitió.

Finalmente, Feletti aseveró que a diferencia de lo que ocurrió en la década de 1990 “hoy no venimos de un modelo que estuviese quebrado, como lo estaba en 1989 por la hiperinflación”. Muy por el contrario, “el modelo de 2015 funcionaba perfectamente”.

Sobre el particular, reconoció que el mismo “tenía sus límites, pero todo era solucionable”, agregando que “no hay ninguna razón para que les quiten las pensiones a los discapacitados o para que emitamos un bono a 100 años”.

A modo de cierre, el funcionario matancero concluyó que “esta reestructuración es un retroceso puro y duro”, ya que “nos proponen una adaptación brutal a un esquema de funcionamiento definido por la hegemonía del capital financiero-mediático”.

De la presentación también participaron el director de FLACSO Argentina, Alberto Quevedo; el director del Área Estado y Políticas Públicas de FLACSO Argentina, Daniel García Delgado; la secretaria de Estudios Avanzados de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Mercedes di Virgilio; y las doctoras en Ciencias Sociales Claudia Bernazza y Agustina Gradin.